La mujer es no-toda para el Uno | Karina Piluso

Facebooktwitterredditlinkedinmail

El 30 de abril se inauguró en la sede de la Comunidad de Catalunya el espacio preparatorio de las XVIII Jornadas de la ELP “La discordia entre los sexos a la luz del psicoanálisis”, que se celebrarán en Valencia los días 23 y 24 de noviembre.

En esta primera reunión, junto a José Ramón Ubieto y Enric Berenguer, hemos abordado un texto de Sigmund Freud del año 1910: “Sobre un tipo particular de elección de objeto en el hombre”1 a la luz de la lectura argumentada y crítica de Jacques Lacan2, articulando una de las Conferencias Porteñas de Jacques-Alain Miller titulada “Una charla sobre el amor”3 y algunas de las conclusiones de la tesis de doctorado de Lucía D´Ángelo4. Finalmente, Enric Berenguer presentó un caso de la clínica contemporánea que propició un espacio para la conversación.

En el texto “Sobre un tipo particular de elección de objeto en el hombre”, Freud expresa su deseo de contribuir a la psicología del amor. Se propone “pintar” las condiciones bajo las cuales los seres humanos eligen su objeto y el modo en que ellos intentan conciliar los requerimientos de su fantasía con la realidad, y para ello toma gentilmente la pluma de la mano de los poetas.

¿Qué es lo novedoso que Freud hace emerger en este texto y que Miller considera escrito por un Freud realmente lacaniano? Freud pondrá de relieve algunos tipos de elección masculina de objeto, sorprendido por una serie de condiciones de amor que le resultarán incomprensibles y, a la vez, admiten un esclarecimiento psicoanalítico simple.

La condición del “tercero perjudicado”: se trata de que la mujer en cuestión sea de Otro hombre. Lo que Freud esclarece como interdicción de la madre se traduce como la interdicción de goce y constata que, entre el hombre y la mujer, el Otro está presente.

La “dirne o mujer de mala reputación”: plantea que hallamos una repetición desplazada de la madre, por cuanto hay una infidelidad de la madre hacia el niño con el padre ya que en lo inconsciente coincide en una misma cosa lo que en la conciencia se presenta escindido en dos opuestos donde no aparece el término “mujer”, lo que puede traducirse como “la mujer no existe”.

Lo dicho por Freud acerca de la vida amorosa confluye en la temática de que la mujer, para ser reconocida, debe serlo del Otro.

Porque existen los elementos de una lógica donde lo “genuino” está fundamentalmente prohibido, que es otro modo de decir que el objeto está siempre perdido.

La lógica de la vida amorosa se funda sobre un goce prohibido al cual no se puede acceder y en el nivel superior, el Otro del deseo con su metonimia infinita. Freud habla de sustitución, es decir, de metáfora y articula la sustitución hecha del objeto primordial con la metonimia de una larga serie de objetos sustitutivos.

De este modo, la condición de amor se encuentra en el nivel inferior y la elección de objeto en el nivel superior.

La idealización del goce femenino, borrando su alteridad, o por el contrario su degradación, incluso su segregación, acentuando dicha alteridad, son tendencias estructurales a tratar ese goce Otro que, a diferencia del goce fálico, lo simbólico no consigue nombrar.

A partir de la presentación de un caso clínico, Enric Berenguer nos invita a tener en cuenta las distintas formas sintomáticas de cada sujeto, en el que el no-todo se articula en el horizonte contemporáneo.

Distinguir las condiciones de goce a nivel fantasmático y el modo en que cada sujeto está afectado por el goce femenino y diferenciar las formas espurias de introducir el no-todo. Tratar de situarlo en el partenaire femenino es ignorar que en el sujeto masculino también está implicado en el goce de lo real que no se inscribe en lo simbólico.

La sexualidad siempre es un síntoma de la civilización y en estos textos, podemos hallar a Freud interviniendo desde el psicoanálisis en los debates de su época.

Leemos a Lacan en el Seminario 45: “El psicoanalista no se recluta entre quienes se entregan por entero a las fluctuaciones de la moda en materia psicosexual”.

La sexualidad como síntoma de nuestra civilización sigue siendo tratada desde la clínica psicoanalítica: próximamente en las XVIII Jornadas de la ELP.

Karina Piluso, miembro de la ELP y de la AMP. Barcelona.

Notas:

  1. Freud, Sigmund. “Sobre un tipo particular de elección de objeto en el hombre”. Obras Completas, tomo XI. Amorrortu, Buenos Aires, 2006.
  2. Lacan, Jacques. El Seminario, libro 19, …O peor. Paidós, Barcelona, 2016.
  3. Miller, Jacques-Alain. “Una charla sobre el amor”. Conferencias Porteñas, tomo 1. Paidós, Buenos Aires, 2009.
  4. D´Ángelo, Lucía: “El deseo masculino y sus perversiones”. Freudiana nº 41.
  5. Lacan, Jacques. El Seminario, libro 4, La relación de objeto. Paidós, Barcelona, 1994, p. 421.