Reseña: Testimonio de Pase de Marta Serra Frediani | Maite Esteban

Facebooktwitterredditlinkedinmail

El pasado viernes 11 de enero y con un aforo completo nos encontramos en la sede de Málaga de la ELP para recibir el primer testimonio en 2019 dando para ello una calurosa bienvenida a Marta Serra Frediani AE ( 2017-2020) . Marta nos presentó su testimonio de pase con el título “La verdad y la mentira en la experiencia analítica”. Fue una presentación luminosa por la manera clara y precisa con la que su estilo nos acompañó permitiendo adentrarnos en cuestiones cruciales que en su experiencia habían permitido finalmente establecer un nuevo lazo con la verdad.

Para ello hizo una selección de distintos aspectos conceptuales que acompasaban las piezas elegidas en la construcción del testimonio, piezas claves que enseñan, muestran, la manera en la que partiendo de un gusto por la verdad, mucho sufrimiento y una vehemencia en encontrar su verificación, pudo a la salida, sin escatimar el tiempo largo del recorrido y la lógica que lo atravesó, adoptar un nuevo acuerdo con la vida.

Una vez más. quedó bien reflejada la necesidad de un recorrido convenientemente largo , recorrido con el que no es fácil estar satisfecho porque como bien destacó nuestra invitada, nos confrontamos a un cierto imposible, decir lo verdadero de lo verdadero y es esta confrontación precisamente la que nos conduce indefectiblemente a lo real y lo que de éste hay que rastrear en el pase como destaca Lacan en el Sinthome.

En un clima de interés por lo que allí se presentó, la sala pudo acoger recuerdos que mienten diciendo una verdad del sujeto, o que lo falso no es equivalente a la mentira, que el inconsciente inventa a partir de la lalangue y cómo la verdad mentirosa de la que se testimonia en el pase se construye sobre distintos elementos de ésta . Para ello hizo desfilar en las piezas escogidas el primer recuerdo infantil del afecto de la vergüenza, el sueño del “Un elefante cuenta: 1, 2, 3,…” y con él la recepción fría tras conocer la noticia de la muerte del padre, también como en su ya iniciado tercer análisis, en el encuentro con el analista y su intervención, pudo captar de forma nítida que los sentimientos mienten , no es que el sujeto mienta al decir el afecto sino que puede descubrir que se trata de una falsedad no sabida.

Por último el atravesamiento del fantasma permite divisar una nueva vida, es en esta nueva coyuntura que el sujeto se encuentra en lo que podrá leer más adelante como acting out cuando en un viaje decide practicar puenting. En su familia una broma muchas veces empleada con gran algarabía “a ti te encontramos debajo de un puente” se revela como marca, S1, producto de la lalangue. Aquel salto, pasado por el trabajo analítico, permitió otro de corte bien distinto, actualizó las coordenadas del nacimiento y en adelante logró erradicar las conductas de riesgo, ilustrando con ello qué tipo de aventura es la experiencia de un análisis , una aventura de lo más singular que puede lograr extraer un saber sobre el modo de habitar la vida, encontrando una satisfacción que se comparte.

Fue un encuentro excepcional que nos permitió el intercambio y disfrutar mucho de su bien decir. ¡Vaya nuestro agradecimiento!