Reseña de la presentación del libro: “El reverso de la biopolítica” de Éric Laurent |

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

El pasado 21 de febrero tuvo lugar en la sede de Madrid la presentación del libro “El reverso de la biopolítica” de Éric Laurent. En esta ocasión los invitados fueron Mónica Unterberger y Andrés Borderías. Yo misma coordiné la mesa.

Mónica Unterberger puso el acento en tres cuestiones de actualidad que aparecen en el libro y que llamaron su atención. La primera todo lo relativo al parlêtre político. La segunda “El Otro es el cuerpo”, no el espíritu. Por último, que el acontecimiento de cuerpo “no afecta al cuerpo como organismo del individuo, sino al cuerpo del sujeto del lenguaje, que de entrada es transindividual”. También habló del “vértigo con el cual se pasa del derecho al delito. Lo que hace un rato era derecho, rápidamente pasa a ser juzgado como delito”. Pero lo que atrajo más mi atención de su exposición fue cómo abordó el tema del empuje al goce y la desaparición del deseo. Este empuje al goce está orientado por el fantasma, sin participación del deseo, ella lo entiende como una conexión con los objetos a, sin la mediación del deseo. Laurent habla de la desaparición del deseo y de un intento del sujeto de recuperarse de esa desaparición por la vía del fantasma. En la conversación que tuvo lugar después se abordó este tema, los fantasmas que se sostienen en el goce y no en el deseo y contribuyen a la formación de comunidades basadas en el goce. Mónica Unterberger concluye: ““El Reverso de la biopolítica”, no sólo se hace eco de este estado actual de las nuevas subjetividades contemporáneas, sino que ofrece con rigor, las precisas articulaciones que, desde Freud hasta las últimas exploraciones del psicoanálisis, nos hacen falta para abordar y responder a ese desafío”.

Andrés Borderías evocó el título del seminario de Lacan: “El reverso del psicoanálisis” del año 1969-1970, un seminario que Lacan dedicó a “…la elucidación de las profundas transformaciones que se estaban produciendo en el orden social a la vez que lo hacía en las relaciones del sujeto con el Ideal, la verdad, el deseo y el goce, construyendo así el concepto de discurso…”. Ese año Lacan también “…desplegó las consecuencias de una afirmación hecha dos años antes, cuando dijo que “el inconsciente es la política”.”. Este libro de Éric Laurent está dedicado “al estudio del tema “El cuerpo hablante. Sobre el inconsciente en el siglo XXI” propuesto en 2014 por J.-A.-Miller para el congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP) en Río”. Reúne 11 conferencias dictadas por Éric Laurent a lo largo del curso 2014-2015, “es una interpretación del momento actual y, en cierto sentido, un homenaje al esfuerzo realizado por Lacan en el año 69”. Es en el cuerpo donde “el sujeto de nuestro tiempo se ve confrontado al retorno de un real al que ni la ciencia, ni la gestión biopolítica pueden responder”. Observamos una imaginarización del mundo que se vende como real y la versión del cuerpo propuesta por Lacan para este momento ya no es la del predominio de lo simbólico, sino que hay una equivalencia de los tres registros. En palabras de Andrés Borderías, “…el cuerpo que propone Lacan como respuesta a la biopolítica es el que se formula como cuerpo afectado por el traumatismo producido por una lengua anterior al lenguaje, lalangue. Y este libro es el recorrido realizado por Lacan para llegar a esta forma de dar lugar a lo rechazado por nuestro tiempo”. La conclusión de Andrés fue que “este libro de Laurent que es una obra eminentemente útil, pragmática. En mi opinión contribuye a hacer más operativa una enseñanza de Lacan que nos resulta muy opaca, pero que finalmente, con este trabajo de elucidación, ilumina muchos detalles de nuestra práctica. Tiene una incidencia clara, concreta, en cómo pensar el dispositivo analítico en la época en que ya no se trata del Nombre del Padre”.

En fin, mi conclusión es que es un libro de cabecera para quien quiera adentrarse en estos temas.