Reseña de la presentación del libro “Jacques Lacan. El Psicoanálisis y su aporte a la cultura contemporánea” Miriam Chorne y Gustavo Dessal, editores | Susana Prado

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

bol a coruña presentacion libro¿Qué puedo leer si quiero conocer a Lacan? Una respuesta posible se dio el pasado jueves 23 de noviembre en la librería Lume de A Coruña. Se presentaba el libro “Jacques Lacan. El psicoanálisis y su aporte a la cultura contemporánea” en un acto organizado por la Biblioteca de Orientación Lacaniana. Sus dos responsables, Carmen Garrido y Rosa Vázquez introdujeron, con su conversación, la intervención de Míriam Chorme, una de las editoras del texto, junto con Gustavo Dessal.

Un libro de cabecera para ser leído según el propio recorrido personal de cada lector, en el que una lectura lineal, acudir a los capítulos de mayor interés, o su manejo como libro de consulta, son diferentes posibilidades que plantea el texto, tal y como nos decían Carmen y Rosa en su introducción.

Es de agradecer especialmente la presencia de Míriam Chorme que nos ayudó a conocer interesantes aspectos de la elaboración del libro, desde el surgimiento de su idea inicial, como respuesta a un editor deseoso de entender a Lacan, a su materialización en el texto que hoy nos presentaban.

Este trabajo se desarrolló a lo largo de tres años y para ello fue necesario coordinar a los autores que participaron en la elaboración de los artículos que componen este libro. Los grandes temas lacanianos están tratados con la motivación de conseguir un texto útil tanto para iniciados como para profesionales y, siguiendo las instrucciones precisas de los editores. La tarea no era fácil, por una parte la propia doctrina de Lacan, inacabada, que imposibilita un producto totalitario y cerrado y por otra, la necesidad de hacerse entender en una época difícil para la reflexión psicoanalítica. Era necesario el impulso de Míriam y Gustavo y su afán por defender lo que se quiere para conseguir este libro con el que un lector culto, inteligente e interesado, aunque no sepa de psicoanálisis, conseguirá leer y entender en su mayor parte el aporte de Lacan a nuestra cultura.

Pero tal y como se nos recordaba en la presentación, ningún intento de entender a Lacan sustituye el goce que produce leer al propio Lacan, quien siempre elige la palabra exacta y con las connotaciones precisas.

Como ambos placeres son ahora posibles, ¿por qué renunciar a ellos?