La BCFB provocó un encuentro | Araceli Teixidó

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

encuentro BCFBLa presentación del libro “El cuerpo, extraño” de Lierni Irizar (1) que tuvo lugar el pasado 24 de noviembre, organizada por la Biblioteca del Campo Freudiano de Barcelona, permitió lo mejor que puede pasar en un encuentro de este tipo: una conversación.

Un público formado por médicos, profesores y psicoanalistas se interesó por el debate vivo que sucedió en la mesa y participó ampliando y promoviendo preguntas y respuestas.

Laura Llevadot (2) se presentó como alguien situado en una perspectiva constructivista y de resistencia, que aunque no perteneciendo al mundo del psicoanálisis estaba muy interesada y contenta por haber sido invitada a un espacio distinto del propio.

Siguió la estructura del texto en sus tres ejes: en primer lugar, Irizar plantea una crítica a las neurociencias, y en general, al modelo de la ciencia positiva que domina en la actualidad. En ellas, el cuerpo es sometido a un orden de visibilidad que implica, además de un supuesto estándar de normalidad, un voluntario desconocimiento de la dimensión subjetiva, de la relación de lo corporal con el habla y el deseo. El segundo eje, en torno de la mirada psicoanalítica que permitiría complejizar esta concepción del cuerpo, a partir de su dimensión pulsional, introducida por Freud, y de su anudamiento con lo imaginario, lo simbólico y lo real, según Lacan. De ese modo se puede pensar la corporalidad desde una falla constitutiva que todo sujeto trataría de resolver. El libro concluye con el análisis de una serie de casos, literarios y clínicos, en los que el cuerpo falla, que operaría como ejemplos inabarcables e incomprensibles para una mirada positivista como la que rige en la actualidad.

Su intervención recogió estos tres ejes pero desde una cierta resistencia al psicoanálisis, al menos como único modo de resistir al fisicalismo actual.

Quiso destacar el punto de encuentro entre las dos miradas que se planteaban desde la mesa: la crítica a la visión positivista de la ciencia. Desde ahí, propuso su tesis “el cuerpo no existe” suscitada por la lectura del texto de Irizar. Sus preguntas se podrían resumir así: ¿hay algo naturalmente humano a lo que se avendría el psicoanálisis? ¿Qué sería un real que obstaría al sujeto como efecto de poder? Y también se interesó acerca del fallo en el cuerpo como posibilidad de creación frente a la posibilidad de patologizarlo. Preguntas que dieron paso a la intervención de Irizar, que desde su posición de compromiso con la extensión del psicoanálisis y la claridad que la caracteriza, desarrolló las tesis de su texto y respondió a las cuestiones planteadas. Se podrían destacar de entre sus respuestas, que el psicoanálisis no plantea ninguna naturalidad o que coincidía con Llevadot en que el fallo constituye una posibilidad creadora, pero señalando que el psicoanálisis, que es una praxis, se preocupa especialmente de aquellos sujetos para quien no es fácil acceder a la construcción de su cuerpo. A su vez, preguntó a Llevadot de donde saldría la posibilidad de resistir en un sujeto conformado por el discurso del poder.

Conversamos acerca del libro y, al hilo de algunos ejemplos suyos, también conversamos de protagonistas “hard” del cine: Hal 9000 de 2001: Una odisea del espacio o Samantha de Her nos permitieron dar una nueva vuelta a lo que sea el goce y como obsta a un universo que sería sólo de discurso (3).

En la sala hubo numerosas participaciones. Desde allí se formularon propuestas como que el cuerpo extraño es el lenguaje mismo y que éste fracasa en decir del todo; que el goce de la mujer sale de la lógica binaria fálica; que en Her, el protagonista no se enamora de una máquina sino de una voz, objeto pulsional que, como la mirada, se sitúa por fuera del cuerpo. También escuchamos a una médica que se interesó por las aportaciones y límites del psicoanálisis en su ámbito.

La conversación siguió más allá de los límites del espacio de la presentación, en la cena con Lierni Irizar y Laura Llevadot. Allí surgieron nuevas preguntas: quizá un presagio de que lo tratado fue sólo un comienzo (4).

Biblioteca del Campo Freudiano Barcelona

24 de noviembre de 2017

 

  1. Lierni Irizar es psicoanalista miembro de la ELP y la AMP.
  2. Laura Llevadot es profesora de Filosofía Contemporánea en la Universidad de Barcelona.
  3. Entendido desde la perspectiva foucaultiana.
  4. Quiero hacer constar nuestro agradecimiento a Iván Ruiz, director de la BCFB y a Silvia Grases, secretaria de la Junta directiva de la CdC de la ELP, por su acogida y por la impecable organización que permitió estos desarrollos, tal como me transmitieron las dos invitadas.