Reseña sobre la Reunión-Conversación sobre los acontecimientos en Cataluña | Oriana Novau

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

miro-postLa noche del viernes 20 de octubre tuvo lugar en la sede de Barcelona de la Comunidad de Cataluña (CdC) una reunión-conversación promovida por la Junta de dicha comunidad a petición del Consejo de la ELP ante la necesidad de ofrecer un lugar de palabra y de conversación frente a un real que nos ha sacudido y sigue sacudiendo a modo individual y colectivo afectando por ende a la comunidad y a la Escuela.

Tarea nada fácil la de hacer una reseña, que no resumen, de una conversación ciertamente necesaria y de elevada complejidad como se vio en la concurrencia (elevada asistencia de miembros y socios), la participación (30 o 35 intervenciones) y su duración (casi 3h) poniendo cada cual a su manera el cuerpo, la voz y sus propios afectos. La Escuela albergó esa noche una heterogeneidad, multiplicidad y pluralidad de voces e intervenciones así como también acogió lo que no se dijo, sus silencios, tensiones y omisiones.

Se abrió la conversación con la mención a la polémica suscitada por el comunicado emitido desde la junta de la sede de Cataluña expresando su consternación por los sucesos ocurridos en Barcelona y en defensa del Estado de derecho y las libertades democráticas y las reacciones favorables y contrarias que suscitaron. Ello muestra que no existe el comunicado perfecto y que la junta decidió pronunciarse al respecto y no mantenerse al margen. Se apuntó que posicionarse en este caso en la defensa del Estado de derecho y las libertades democráticas, se puede interpretar y usar des de posiciones políticas antagónicas.

¿Cómo abordar la política des de la Escuela? ¿Qué política hacemos? ¿Es como analistas o como analizantes que nos erigimos como sujetos de la enunciación para hablar de este tema u otros?

Se habló de la necesidad de prudencia por un lado. Por otro de un cambio respecto a otra época donde la posición analítica pasaba por no hablar de política. Hace ya un tiempo que esa posición ha dado un giro de 180º bajo la orientación de Jacques-Alain Miller, con una apuesta decidida de introducir el discurso analítico en la política (que no al revés), haciendo un llamado a los miembros a responder y a tomar partido. Empezó con campañas de liberación de colegas psicoanalistas y con la movilización contra Marine Le Pen y ha culminado con la creación de la red ZADIG. Tomar partido, interpelando a gobiernos y partidos políticos que hacen peligrar el Estado de derecho y la democracia, es decir incidir en la política.

Se tomó, por supuesto, el sintagma síntoma Cataluña (mal llamado problema catalán), varias voces hacían énfasis en no hacer una lectura local de la cuestión sino más bien situarlo bajo el marco de crisis del estado español. Como ese síntoma no apunta solo a Cataluña, sino que también lo es para España y para Europa. Eso hace necesario que la discusión y conversación se amplíe en el marco de la ELP, y ya vemos a través de comunicados recientes, como resuena también en otras escuelas de la AMP.

Se añadió que ese síntoma habla de un problema de la política en el mundo, tiempos de banalización de la palabra reduciendo el discurso político a lo jurídico, y donde la democracia, entendida como el derecho a voz y voto, se adelgaza.

Una intervención planteaba la necesidad de ofrecer un marco y cierta perspectiva en pensar cómo se constituyeron los estados o cómo funcionan los discursos de la unidad remontándonos al S.XIX. Interrogó como los hechos actuales reaparecen en el marco de un olvido histórico importante y como el psicoanálisis avanza a través de ese olvido. Resaltó la diferencia entre repetición e iteración, para poder leer eso que insiste.

Hubo discrepancias sobre si la Guerra Civil quedó en el olvido y silencio dentro y fuera de la escuela, recordando algunos trabajos de miembros abordando ese tema y como algunos AE recortaban algún aspecto de ese agujero en su testimonio en España y también se pusieron ejemplos en Francia.

Fue interesante como algunas intervenciones asociaron algo de ese olvido a su historia personal y explicaron cuál fue el tratamiento de eso traumático en sus países de origen concretamente en Argentina y Guatemala.

Para terminar recojo las referencias bibliográficas que mencionaron distintos intervinientes. Se rescataron algunos de los textos freudianos que aportan luz por ser considerados políticos como las cartas entre Einstein y Freud ¿Por qué de la guerra? o porque nos orientan la lectura de los hechos recientes como El estadio del espejo o La agresividad. Se recordó el Silicet de 2010 por el texto Legalidad y legitimidad significantes que se repiten hasta la saciedad en estos momentos. En referencia a la memoria y olvido se mencionó Incerta gloria de Joan Sales i Vallès i Berenàveu a les fosques de Joseph Maria Benet i Jornet. Hubo una mención para Patria de Fernando Aramburu y en referencia a como se construye el miedo se recomendó Solo en Berlín de Hans Fallada. Pido la paz y la palabra poemas de Blas Otero que consideraron muy pertinentes en estos momentos.

Cerró el encuentro el presidente de la ELP agradeciendo la convocatoria y planteando la Escuela como un lugar donde protegernos del malestar de la sociedad, diferenciándolo de la red ZADIG creada con la idea de incidir en la política. Con una dimensión más de testimonio y de recomponer la comunidad como tal.

El debate no ha hecho más que empezar…