Presentación del libro de Patrick Monribot, “Recorridos” | María Martorell

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Fotos reseña patrick monrribotEl viernes 10 de marzo de 2017 la Biblioteca de Orientación Lacaniana de Madrid, presentó el libro de Patrick Monribot, “Recorridos” con la presencia del autor. Andrés Borderías, Araceli Fuentes y Santiago Castellanos se encargaron de hacer sus comentarios sobre el libro.

Andrés Borderías nos dijo que en el libro hay varios recorridos. Un recorrido analítico que va “del desmentido al síntoma” y “del síntoma a la Escuela”, o como el título del testimonio indica, “Del diván a la Escuela”. Un recorrido epistémico que recoge tres puntos clave en la conclusión del recorrido. Primero, la extracción del objeto mirada como un momento crucial en la finalización de su análisis. Segundo la localización de la letra del síntoma en el cuerpo “escalofrío”. Por último en el tramo final se encuentra con el goce femenino y construye una fórmula particular: el ménage à trois con la Escuela, un saber hacer con lo femenino más allá de la dimensión fálica del goce.

Santiago Castellanos citando a Patrick Monribot dijo que “el pase es en realidad la transmisión lograda del fracaso de la transferencia a la hora de oponerse a la insistencia de lo real”. Es decir, da cuenta de la falla de un saber sobre lo real. Comentó que el de Patrick Monribot es un testimonio muy ilustrativo de cómo un hombre hace un recorrido analizante para poder atravesar la fijeza del fantasma masculino. Nos dice que se trata de que la relación con la pareja no sea toda en el fantasma, tal vez esto sea posible para un hombre analizado.

Araceli Fuentes tituló su intervención “La extimidad de un libro”. La publicación de un libro tiene para su autor connotaciones de desprendimiento. Lacan juega con las palabras publicación y evacuación y con ellas inventa una palabra nueva, un neologismo: publievacuación. Algo se desprende del cuerpo del autor. La lengua del escritor, no es lalengua de los psicoanalistas. Lalengua está hecha de equívocos y de extrañezas.

Patrick Monribot agradeció a los invitados su empeño en publicar el libro. Comentó que Andrés Borderías tuvo la idea de la publicación, Araceli Fuentes fue la piedra angular y Santiago Castellanos el polo de la decisión política. Monribot tenía cierta resistencia para publicar este trabajo, por causa del más allá del cuerpo del escritor. Prefiere hablar con el cuerpo, con la presencia corporal y la escritura es una forma de castración, no se sabe quién va a leerlo ni lo que se va a entender. Comentó también que el verdadero agujero está entre el saber y el goce. El goce femenino es el paradigma de la hiancia entre el saber y el goce. El nudo normal, no cesa de reanudarse, siempre hay que hacer un esfuerzo para volver a anudarlo, no se queda anudado él solo. Es algo del orden de la escritura que no cesa. “Es lo mismo con mi mujer, es lo mismo con la Escuela, es lo mismo con mi práctica analítica”.

Tras la intervención pasamos a algunas preguntas en la sala que dieron lugar a un debate muy interesante.